24 Sep 2012

Las mayores desgracias pueden ser algo maravilloso.

Vamos a morir, y eso nos convierte en afortunados, porque la mayoría de gente no morirá nunca. Hay gente que potencialmente podría haber estado aquí en mi lugar, pero de hecho nunca verán la luz del día. Sin duda, entre esos espíritus no nacidos habrá poetas y grandes científicos y gente que posiblemente sería la cura de esta sociedad enferma, y a pesar de esta abrumadora posibilidad, somos tú y yo, en nuestra normalidad...y estamos aquí y eso no nos lo puede quitar nadie.

No comments:

Post a Comment